Ellen

16 de diciembre de 2013

2013-02-22 12.52.53Salt Lake City, UT

Sobre mí

Trabajo para American Express. Trabajo en servicio al cliente y educación financiera. Tengo demasiados intereses para enumerar 🙂 ¡El primero de la lista es esquiar! Esquiaría todo el día todos los días si pudiera. Muy cerca está tocando el piano. Me pierdo en la música, y como efecto secundario… también suelo perder algunas horas. Otros intereses son leer, escribir mi blog, política, estudios religiosos y Notre Dame Football.

Soy miembro del Equipo de Comunicaciones Internacionales para Afirmación a Nivel Nacional, y también estoy en el Equipo de Liderazgo para Afirmación Millennials, cuyo grupo demográfico objetivo son los mormones LGBT nacidos entre 1980 y 2000.

Mi historia

Soy un converso a la Iglesia y me incorporé a mi primer año de universidad a la edad de 19 años. En ese momento sabía que era gay, pero venía de un entorno católico conservador y el mormonismo no me ofrecía más consuelo. Pero sabía que el Evangelio es verdadero y sabía que si me unía a la Iglesia sería bendecido. Y no había ninguna otra bendición que quisiera que ser enderezado.

Pasaron 2 años de vivir la letra de la ley… Siendo ese Mormón “” perfecto ””. Y llegué a la conclusión de que Dios me enderezaría si cumplía una misión y dedicaba 18 meses de servicio desinteresado. Al final, me negaron después de recibir un impulso del Espíritu para decirle a mi obispo que era gay. Al final de la reunión, me despojaron de mi llamamiento misional, mi recomendación para el templo (estaba programado para entrar al templo para recibir mi investidura solo 3 días después) y me sacaron físicamente del edificio. Me tomó otro año darme cuenta de que mi misión era estar aquí… Entre los miembros… Mostrándoles que no somos malvados o desviados, sino personas normales como ellos. Mi misión es llegar a la comunidad LGBT y citar al presidente Uctdorf y decir: “” ¡Únase a nosotros! ¡Hay un lugar para ti aquí!

Ser gay y mormón son dos partes inseparables de mi identidad. Ser mormón me hace una mejor persona y ser gay me acerca a Dios, gracias a las oraciones personales y la revelación que he tenido que buscar de mis Padres Celestiales. He recorrido un camino muy difícil dentro del mormonismo, pero no me arrepiento ni un poco de la decisión.

Amo el Evangelio. Es increíblemente importante para mí y lo valoro en mi vida. Dicho esto, reconozco abiertamente sus defectos, y aunque creo que la gloria celestial del Evangelio es verdadera y pura, el marco terrestre es defectuoso porque es administrado por hombres. Creo, con certeza inquebrantable que mis Padres Celestiales me conocen personalmente, que me enviaron a la tierra exactamente como soy ... Me enviaron con todos mis talentos y todos mis defectos. Pero que sobre todo, me enviaron aquí con mi sexualidad. Creo que Cristo murió por mis pecados y que a través de Su expiación, él conoce y ha sentido toda la angustia y el dolor que yo he sentido, pero también sé que Él comparte todos mis triunfos y gozos. Doy mi testimonio en el sagrado nombre de Jesucristo. Amén.

Más sobre mí

http://the-noncommittal-philanthropist.blogspot.com/?m=0 (Blog personal)

http://www.nomorestrangers.org/journey-to-gay-and-god-gives-an-answer/

http://gaymormonstories.org/055-gods-affirmation-presentation-at-affirmation-conference-2013/ (Tengo una parte de 5 minutos a las 45:44)

 

¡Reciba el boletín electrónico de Afirmación con contenido como este en su bandeja de entrada!

  • Este campo tiene fines de validación y no debe modificarse.

Deja un comentario