Ariel, un bebé, decidirá si será niño o niña

agosto 26, 2017

Os pais de Ariel

Reportaje de: Silva Bessa

Diario de Pernambuco 22/08/2017

Ariel tiene nombre de ángel. O de princesa de Disney. Viste ropa en colores neutros. Amarillo, verde o coloreado en tonos pastel. En algunos días, puede estar cubierto con camiseta en azul; En otros, en rosa. Tendrá coches, martillos, cocinas con florcitas y muñecas. Si son negras, algo mejor. «Porque sólo tiene que jugar con el juguete que tiene ganas y ser lo que él quiere», dice la madre, Taynan de los Placeres, 18 años. Cuando preguntan a Taynan y al padre afectivo, Yudi dos Santos, si es niño o niña, los dos -y la familia en fase de aprendizaje- responden prestamente: «Es sólo una criatura. Un bebé libre ». Nacido el 4 de julio de 2017 a las 9h 17 min en el Hospital de la Mujer, Ariel Carneiro dos Santos, con naturalidad pernambucana de São Lourenço da Mata, será creado para elegir su identidad de género cuando lo entienda y esta es la razón para darle Un nombre considerado «sin género». Tal vez Ariel se convierta en una referencia al hablar de cambio cultural en Brasil.

«Si lo ven en mis brazos y dicen que 'es hermoso', yo continúo la conversación. Si dicen que 'es linda', no corrijo a la persona y lo dejo así. Entiendo que es una cuestión cultural que nos lleva al binarismo », explica Taynan, afirmando que ella misma a veces usa el pronombre masculino por fuerza del hábito. El nombre fue sugerido por el padre biológico del niño, André dos Santos. «Hemos investigado bastante y fue ahí donde dio la idea. Me pareció el nombre Ariel perfecto y yo no necesito decir a Andrés sobre mi preocupación en ser algo neutro porque él es una persona con cabeza abierta y que no tiene tabúes », cuenta la madre de Ariel. Explicación: Ariel tiene dos padres. André es el padre biológico. Yudi dos Santos, de 25 años, es el padre que le ayudó a nacer de parto normal, haciendo masajes y sosteniendo la mano de su compañera. Igualmente lo coloca en su regazo todos los días para dormir.

La familia se formó así: Yudi comenzó a salir con Taynan en 2015. Los dos se separaron pero mantuvieron la amistad. Taynan conoció a André, se embarazó a los 17 años y, al principio del embarazo, los dos se distanciaron como pareja. Durante el embarazo, Yudi y Taynan reanudaron y fue Yudi, en la época con identidad femenina, quien la llevó a hacer la prueba de embarazo, los prenatales y ayudó en el parto humanizado, el día que ganó la pulsera gris del hospital y el derecho de transitar libremente por la unidad de salud como cualquier padre: «Fue una alegría. La asistente social dijo que no necesitan ni explicar. Estábamos con mi abuelo y fue una agonía sólo porque las bolsas de la maternidad estaban en la casa de mi madre. Yo estaba muy nervioso », cuenta Yudi, que cree ser el primer hombre trans-padre en Pernambuco a declararse públicamente.
Ariel es hoy pilar de una familia de las más vanguardistas. El mismo día en que Ariel vino al mundo, el 4 de julio, la prensa internacional informó del caso del primer bebé en el mundo que recibió una tarjeta de salud sin identificación de género. Con una vida de nueve meses, Searyl Atli tiene una “U” en el área reservada al sexo, lo que sería una letra identificando como sexo indefinido. La nueva lucha de los padres, uno de ellos transgénero así como la composición de la familia de Ariel, es para que el certificado de nacimiento traiga el género del hijo en blanco.
El bebé pernambucano Ariel, que tuvo el nombre elegido antes del marco internacional, es un activista desde que estaba en el vientre de la madre, que ya participó en los movimientos LGBT. «Es una criatura fuera de los estándares realmente. Lo cierto es que la gente no incluyó a Ariel en la militancia. En realidad, Ariel agregó en nuestra militancia », dice Yudi vice-coordinador del Instituto Brasileño de Transmasculinidad en Pernambuco y segundo secretario de la Asociación de Hombres Trans y Trans-masculinidad. «Allí en el Colectivo Madres por la Diversidad, hasta el baby shower hicieron para Ariel. He sido muy apoyada », remarca Taynan, también militante, citando al Colectivo que tiene actuación en 17 estados mientras era observada por la madre, doña Gracineide. "Is true. Muy amado. Confieso que no me gustó el nombre, pero después me quedé pensando: lo que importa es que mi nieto y mi hija sean felices », afirma la abuela más cariñosa del mundo, que ha dado tirones de oreja de los padres por estar tan abrumados porque el bebé llora para que lo alcen.
¿Es una novedad de cambio social? Es, y puede ser, el comienzo de una tendencia. «Comenzamos a ver otros casos de gestación igual al de Taynan y de las personas que quieren lo mismo para sus hijos», dicen Taynan y Yudi, que se turman para acariciar el pelito de la cabeza del bebé y repitiendo - ambos - cuánto aman a su bebé Ariel.

 

 

Publicado en:

¡Suscríbete para recibir contenido como este en tu bandeja de entrada!

  • Este campo tiene fines de validación y no debe modificarse.

Deja un comentario