Los desafíos que enfrentamos son "no una maldición, sino un llamado".

23 de noviembre de 2014

Darius Gray fue uno de los primeros miembros negros de la Iglesia Mormona en recibir el sacerdocio. En 2014, pronunció un discurso de apertura en la Conferencia Internacional Afirmación. Aquí habla sobre los negros en el sacerdocio SUD y cómo su experiencia es paralela a la experiencia de los miembros LGBT de la iglesia, enfatizando que todos los desafíos que enfrentamos desde el nacimiento son "no una maldición, sino un llamado".

Publicado en:

¡Reciba el boletín electrónico de Afirmación con contenido como este en su bandeja de entrada!

  • Este campo tiene fines de validación y no debe modificarse.

Deja un comentario