saltar al contenido

Reacciones a una carta leída en los barrios de EE. UU. Y Canadá después del fallo de la Corte Suprema

tira

12 de julio de 2015

 

Cómo Carta de la Primera Presidencia en las congregaciones de la Iglesia SUD se presentó estos dos últimos domingos dependía del barrio. A continuación se muestran una variedad de ejemplos de cómo se jugó en diferentes partes de América del Norte.

———————————-

La presidencia de la estaca Baltimore Maryland preparó la siguiente carta que se leyó a todos los miembros de la estaca el 5 de julio de 2015 durante la reunión sacramental

.Estaca de Baltimore 1estaca de baltimore 2

ESTACA BALTIMORE MARYLAND

5 de julio de 2015

Estimados hermanos y hermanas de la estaca Baltimore, Maryland:

En medio de diversas tensiones en nuestro clima político y social, deseamos tomarnos un momento para enfocarnos en un aspecto absolutamente esencial de nuestra fe como Santos de los Últimos Días: la necesidad de amarnos unos a otros como Jesús nos amó.

Nuestro Salvador enseñó esta verdad fundamental durante su ministerio terrenal, donde declaró que su amor es la máxima expresión de nuestro discipulado hacia Él:

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán los hombres que sois mis discípulos, si se aman los unos a los otros.
(Juan 13: 34-35).

Declaramos nuestro amor por todos los hijos de Dios. Este amor se extiende a todos, sin importar su raza u origen nacional u orientación sexual o luchas personales. El mandamiento de amar es claro e incondicional.

Un profeta de Dios moderno nos ha dado este consejo inspirado sobre el principio del amor como el de Cristo:

“… Como siempre, Cristo es nuestro ejemplo. En sus enseñanzas como en su vida, nos mostró el camino….

Jesús dijo que es fácil amar a los que nos aman; incluso los malvados pueden hacer eso. Pero Jesucristo enseñó una ley superior. Sus palabras resuenan a través de los siglos y están destinadas a nosotros hoy. Están destinados a todos los que deseen ser sus discípulos. Están hechos para ti y para mí: "Ama a tus enemigos, bendice a los que te maldicen, haz el bien a los que te odian y ora por los que te maltratan y persiguen".

Cuando nuestros corazones están llenos del amor de Dios, nos volvemos "bondadosos con los demás, de corazón tierno, perdonándonos [unos a otros], como Dios [nos perdonó] por amor a Cristo".

El amor puro de Cristo [nos permite] ver a los demás de la forma en que nuestro Padre Celestial nos ve a nosotros: como mortales imperfectos y defectuosos que tienen un potencial y un valor mucho más allá de nuestra capacidad de imaginar. Porque Dios nos ama tanto, nosotros también debemos amarnos y perdonarnos unos a otros ".

"Los misericordiosos obtienen misericordia”, Presidente Dieter F. Uchtdorf, Conferencia General de abril de 2012.

Testificamos que Jesucristo es el camino, la verdad y la vida, y testificamos además que esta es Su Iglesia, establecida en la tierra en estos últimos días para ser un refugio de las tormentas de la vida y un faro de esperanza y amor puro para un atribulado. mundo. Exhortamos a todos los miembros de la Estaca Baltimore a que sean implacables en su búsqueda del amor cristiano por todos aquellos a quienes el Señor pone en su camino.

Que el Señor nos bendiga a cada uno de nosotros en nuestro camino hacia el discipulado.

Sinceramente tuyo,

La presidencia de la estaca Baltimore, Maryland


 

Sara Jade Woodhouse escribió el siguiente blog en su sitio tparency.wordpress.com

“… Interrumpimos nuestro programa para traerles este importante mensaje…” - ???

A veces surgen momentos que te obligan a poner todo lo demás en espera mientras los compartes con el mundo. Hoy celebró ese momento. He estado intentando poner todas las piezas en su lugar para poder relanzar este blog ... un relanzamiento que con suerte conduciría a una distribución más amplia y una presentación más pulida. Pero ... algo sucedió hoy que me obliga a comenzar algunos de esos cambios prematuramente.

Hoy asistí a las reuniones de mi iglesia como cualquier otro domingo (cualquier otro domingo desde que comencé en mi nuevo barrio) y supe ... en el fondo de mi mente ... que hoy podría ser un día MUY difícil. La decisión de la Corte Suprema del 26 de junio de legalizar el matrimonio entre homosexuales en todo el país, aunque en muchos aspectos increíblemente impresionante en todas sus implicaciones de largo alcance, estaba destinada a solicitar una respuesta de mi Iglesia. Sabía que llegaría la carta. Sabía que debía leerse a todos los miembros de la Iglesia. Y… sabía que habría una hora de discusión después de eso. Asistí a mis reuniones del día de reposo de todos modos. Lo hice ... porque tenía esperanza ... y porque quería sentir la espiritualidad compartida a la que me había acostumbrado.

Cuando el obispo subió al estrado en la Escuela Dominical ... supe que era eso. Lo que sucedería en los próximos 20 minutos podría significar el comienzo de algo hermoso o el final de lo mismo. Antes incluso de que el obispo comenzara a leer la carta de la Primera Presidencia ... ya estaba claro que lo que leería lo afectó profundamente. Me senté allí ... con la cabeza inclinada ... escuchando las palabras con las que me había familiarizado durante los últimos meses. Era un mensaje que la Iglesia había llevado a casa en la Conferencia de abril de este año… en comunicados de prensa al mundo… y en entrevistas públicas tanto antes como después de la decisión de la Corte Suprema. La Iglesia continuaría afirmando su posición de que el matrimonio entre personas del mismo sexo estaba en contra de la voluntad de Dios y no era tolerado por la Fe SUD de ninguna manera.

Me senté allí ... conteniendo la respiración ... y esperando que lo que sentía pudiera hacer que mi corazón se rompiera. Finalmente ... después de más de 10 años de búsqueda ... encontré un hogar para mi alma. Anhelaba compartir mi espiritualidad con esta nueva familia con la que solo había pasado unas pocas semanas. Había experimentado aceptación antes (en la mayoría de los barrios a los que había asistido, de hecho), pero nada como el barrio del que ahora disfrutaba el privilegio de ser parte. No quería perder eso. Ahora no. No tan pronto después de encontrar mi hogar.

El obispo terminó de leer la carta. Dejándolo a un lado… lloró. Humildemente, comenzó a dar su testimonio. Habló de su falta de comprensión. No entendía por qué sucedieron las cosas de esa manera. No sabía lo que Dios finalmente había planeado para todos nosotros. Pero lo que sí sabía… era que Dios nos pidió que nos amáramos. Incondicionalmente. Creía que la Iglesia está llena de gente imperfecta. Que Dios todavía tiene que revelar muchas cosas. Dio su testimonio de sus hijos ... dos de los cuales son homosexuales. Dijo que esperaba con ansias el día en que su familia pudiera estar junta en la Iglesia. Cuando sus hijos homosexuales pudieron sentirse bienvenidos al traer a sus parejas con ellos y sentir el amor que los rodeaba. Habló de lo injusto que es esperar que alguien que se siente atraído por alguien del mismo sexo pase su vida solo. Después de su dulce testimonio, se abrió a todos los demás para discutir.

Una vez más ... Esperé a que los que me rodeaban me decepcionaran. Lo que pasó después ... todavía me tiene llorando incluso ahora. Prácticamente todas las personas en esa sala afirmaron su amor por todos ... sin importar quiénes son ... o a quién aman. Me senté en la última fila y lloré. Realmente estaba en casa.

Esta es mi verdad

Sara Jade Woodhouse


 

El Salt Lake Tribune publicó el siguiente artículo que describe las reacciones a la carta: haga clic aquí para enlazar al artículo original

Escrito por Peggy Fletcher Stack

Algunos mormones salieron de la iglesia llorando, angustiados por los sentimientos anti-LGBT lanzados por sus compañeros creyentes. Otros salieron exuberantes, sorprendidos por la amabilidad mostrada hacia sus hermanos y hermanas homosexuales.

De cualquier manera, al menos estaban hablando, y en un entorno religioso, sobre un tema a menudo incómodo, incluso tabú: el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Pocos días después de que la Corte Suprema de los Estados Unidos legalizara la práctica en los 50 estados, la Iglesia SUD envió a sus líderes laicos en los Estados Unidos y Canadá una solicitud inusual:

Lea una carta de los principales líderes del mormonismo a todos los miembros, reiterando el firme apoyo de la fe con sede en Utah al matrimonio "tradicional" y otras posturas sobre los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgénero, según las instrucciones, pero hágalo en otra reunión que no sea la servicio sacramental principal (adoración) y posiblemente utilice los materiales proporcionados para dirigir una discusión sobre la homosexualidad.

Esto, escribieron la Primera Presidencia SUD gobernante y el Quórum de los Doce Apóstoles, debería suceder el 5 o el 12 de julio.

En otras palabras, salvo por el edicto de que se lea toda la declaración, los funcionarios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no dictaron cómo ni cuándo debían discutirse los materiales: un enfoque individualizado y de final abierto que no tiene precedentes en gran medida. en la Iglesia SUD sobre un tema tan importante.

Los obispos mormones (líderes laicos de congregaciones conocidas como “barrios”) tenían la libertad de elegir el día de esta acción (el último domingo o este domingo), qué elementos destacar y qué tono establecer para la conversación.

Esto aseguró que la experiencia variara dramáticamente de una región a otra, de un barrio a otro, de un obispo a otro.

Y así fue el domingo pasado, según informes del Área de la Bahía a Boston, Brooklyn, Baltimore y Boise, de Denver a Detroit, de Albuquerque a Atlanta.

Antes de que terminara el sábado, los miembros compartían sus experiencias en las redes sociales, tanto positivas como negativas.

"En EQ [quórum de élderes]", tuiteó Joseph Stuart, "nos animaron a prepararnos para el apocalipsis después de que un organismo no elegido pisoteara la Constitución".

Fue “un choque de trenes”, lleno de desconfianza y miedo y comentarios de 'nosotros' frente a 'ellos' ”, escribió un Santo de los Últimos Días de Lehi. “Con la excepción de una mujer encantadora, cada comentario y respuesta fue un reflejo de la percepción de victimización, cómo nuestras libertades religiosas están siendo atacadas y la persecución que sufre nuestra iglesia. No había casi nada sobre el amor cristiano o la compasión por aquellos que son diferentes a nosotros. Fue horrible."

Sin embargo, otro miembro de Lehi, una madre que trabaja con las Mujeres Jóvenes de la fe (adolescentes de 12 a 17 años) en un barrio diferente, señaló que “el miembro del obispado que lo leyó lo precedió hablando de su amigo que es gay y cuánto ama a ese amigo . Luego, la JW tuvo su lección regular y surgió el tema y básicamente se les aconsejó que fueran buenos con todos ".

En Bloomington, Ill., Según un asistente, los miembros hicieron preguntas como "¿Qué pasa si mi amigo me invita a su boda gay?" o "¿Qué pasa si alguien que es gay quiere ir a la iglesia?"

El obispo respondió: “¿Son amigos tuyos? Diles que nos encantaría tenerlos ".

-

'Acostúmbrese' • Algunos líderes SUD decidieron leer la carta a sus miembros inmediatamente después de la clausura de la reunión sacramental. Algunos hablaron solo con adultos. Algunos agregaron sus propias palabras. Algunos optaron por renunciar por completo a la discusión, instando a los miembros a estudiar la carta por sí mismos y solo acudir a sus líderes si tenían preguntas.

“Tuvimos una reunión especial durante la tercera hora con todos los hombres y mujeres de 12 años en adelante. El obispo lo leyó y preguntó por las opiniones y las impresiones de la gente. Luego preguntó si había alguna pregunta ”, escribió Steve Densley de American Fork. “El tono fue respetuoso. Varias personas señalaron la importancia de apoyar a la iglesia en su posición sobre la ley de castidad, y al mismo tiempo tener cuidado de extender el amor, el compañerismo y el respeto a quienes tienen diferentes puntos de vista ”.

// g?c=a+f+c:(g+=f.length,f=a.indexOf("&",g),c=0<=f?a.substring(0,g)+c+a.substring(f):a.substring(0,g)+c)}return 2E3<c.length?void 0!==d?t(a,b,d,void 0,e):a:c};var ba=function(){var a=/[&\?]exk=([^& ]+)/.exec(u.location.href);return a&&2==a.length?a[1]:null};var ca=function(a){var b=a.toString();a.name&&-1==b.indexOf(a.name)&&(b+=": "+a.name);a.message&&-1==b.indexOf(a.message)&&(b+=": "+a.message);if(a.stack){a=a.stack;var c=b;try{-1==a.indexOf(c)&&(a=c+"\n"+a);for(var d;a!=d;)d=a,a=a.replace(/((https?:\/..*\/)[^\/:]*:\d+(?:.|\n)*)\2/,"$1");b=a.replace(/\n */g,"\n")}catch(e){b=c}}return b},v=function(a,b){a.google_image_requests||(a.google_image_requests=[]);var c=a.document.createElement("img");c.src=b;a.google_image_requests.push(c)};var w=document,u=window;var da=String.prototype.trim?function(a){return a.trim()}:function(a){return a.replace(/^[\s\xa0]+|[\s\xa0]+$/g,"")},ea=function(a,b){return ab?1:0};var x=null,fa=function(a,b){for(var c in a)Object.prototype.hasOwnProperty.call(a,c)&&b.call(null,a[c],c,a)};function y(a){return"function"==typeof encodeURIComponent?encodeURIComponent(a):escape(a)}var ga=function(){if(!w.body)return!1;if(!x){var a=w.createElement("iframe");a.style.display="none";a.id="anonIframe";x=a;w.body.appendChild(a)}return!0},ha={};var ia=!0,ja={},ma=function(a,b,c,d){var e=ka,f,g=ia;try{f=b()}catch(l){try{var r=ca(l);b="";l.fileName&&(b=l.fileName);var G=-1;l.lineNumber&&(G=l.lineNumber);g=e(a,r,b,G,c)}catch(m){try{var B=ca(m);a="";m.fileName&&(a=m.fileName);c=-1;m.lineNumber&&(c=m.lineNumber);ka("pAR",B,a,c,void 0,void 0)}catch(Ja){la({context:"mRE",msg:Ja.toString()+"\n"+(Ja.stack||"")},void 0)}}if(!g)throw l;}finally{if(d)try{d()}catch(Tb){}}return f},ka=function(a,b,c,d,e,f){var g={};if(e)try{e(g)}catch(l){}g.context=a;g.msg=b.substring(0,512);c&&(g.file=c);0<d&&(g.line=d.toString());g.url=w.URL.substring(0,512);g.ref=w.referrer.substring(0,512);na(g);la(g,f);return ia},la=function(a,b){try{if(Math.random()c?Math.max(0,a.length+c):c;if(n(a))return n(b)&&1==b.length?a.indexOf(b,c):-1;for(;c<a.length;c++)if(c in a&&a[c]===b)return c;return-1},qa=A.map?function(a,b,c){return A.map.call(a,b,c)}:function(a,b,c){for(var d=a.length,e=Array(d),f=n(a)?a.split(""):a,g=0;g<d;g++)g in f&&(e[g]=b.call(c,f[g],g,a));return e};var ra=function(a,b){for(var c in a)b.call(void 0,a[c],c,a)},sa=function(a){var b=arguments.length;if(1==b&&"array"==k(arguments[0]))return sa.apply(null,arguments[0]);for(var c={},d=0;dparseFloat(a))?String(b):a}(),Ea={},Fa=function(a){if(!Ea[a]){for(var b=0,c=da(String(Da)).split("."),d=da(String(a)).split("."),e=Math.max(c.length,d.length),f=0;0==b&&f<e;f++){var g=c[f]||"",l=d[f]||"",r=RegExp("(\\d*)(\\D*)","g"),G=RegExp("(\\d*)(\\D*)","g");do{var m=r.exec(g)||["","",""],B=G.exec(l)||["","",""];if(0==m[0].length&&0==B[0].length)break;b=ea(0==m[1].length?0:parseInt(m[1],10),0==B[1].length?0:parseInt(B[1],10))||ea(0==m[2].length,0==B[2].length)||ea(m[2],B[2])}while(0==b)}Ea[a]=0<=b}},Ga=h.document,Ha=Ga&&F?Ca()||("CSS1Compat"==Ga.compatMode?parseInt(Da,10):5):void 0;var Ia=function(a,b,c){if("array"==k(b))for(var d=0;d<b.length;d++)Ia(a,String(b[d]),c);else null!=b&&c.push("&",a,""===b?"":"=",encodeURIComponent(String(b)))},Ka=function(a,b,c){for(c=c||0;c<b.length;c+=2)Ia(b[c],b[c+1],a);return a},La=function(a,b){var c=2==arguments.length?Ka([a],arguments[1],0):Ka([a],arguments,1);if(c[1]){var d=c[0],e=d.indexOf("#");0e?c[1]="?":e==d.length-1&&(c[1]=void 0)}return c.join("")};var Ma={l:947190538,m:947190541,o:947190542,h:79463068,i:79463069},Na={g:"ud=1",f:"ts=0",s:"sc=1",c:"gz=1",j:"lp=1"};if(w&&w.URL)var H=w.URL,ia=!(H&&(0<H.indexOf("?google_debug")||0<H.indexOf("&google_debug")||0=b)){var d=0,e=function(){a();d++;db;){if(c.google_osd_static_frame)return c;if(c.aswift_0&&(!a||c.aswift_0.google_osd_static_frame))return c.aswift_0;b++;c=c!=c.parent?c.parent:null}}catch(e){}return null},Sa=function(a,b,c,d,e){if(10<Qa)u.clearInterval(N);else if(++Qa,u.postMessage&&(b.b||b.a)){var f=Ra(!0);if(f){var g={};K(b,g);g[0]="goog_request_monitoring";g[6]=a;g[16]=c;d&&d.length&&(g[17]=d.join(","));e&&(g[19]=e);try{var l=M(g);f.postMessage(l,"*")}catch(r){}}}},Ta=function(a){var b=Ra(!1),c=!b;!b&&u&&(b=u.parent);if(b&&b.postMessage)try{b.postMessage(a,"*"),c&&u.postMessage(a,"*")}catch(d){}};sa("area base br col command embed hr img input keygen link meta param source track wbr".split(" "));var O=function(a,b){this.width=a;this.height=b};O.prototype.round=function(){this.width=Math.round(this.width);this.height=Math.round(this.height);return this};var Ua;if(!(Ua=!za&&!F)){var Va;if(Va=F)Va=9<=Ha;Ua=Va}Ua||za&&Fa("1.9.1");F&&Fa("9");var P=!1,Q=function(a){if(a=a.match(/[\d]+/g))a.length=3};if(navigator.plugins&&navigator.plugins.length){var Wa=navigator.plugins["Shockwave Flash"];Wa&&(P=!0,Wa.description&&Q(Wa.description));navigator.plugins["Shockwave Flash 2.0"]&&(P=!0)}else if(navigator.mimeTypes&&navigator.mimeTypes.length){var Xa=navigator.mimeTypes["application/x-shockwave-flash"];(P=Xa&&Xa.enabledPlugin)&&Q(Xa.enabledPlugin.description)}else try{var Ya=new ActiveXObject("ShockwaveFlash.ShockwaveFlash.7"),P=!0;Q(Ya.GetVariable("$version"))}catch(Za){try{Ya=new ActiveXObject("ShockwaveFlash.ShockwaveFlash.6"),P=!0}catch($a){try{Ya=new ActiveXObject("ShockwaveFlash.ShockwaveFlash"),P=!0,Q(Ya.GetVariable("$version"))}catch(ab){}}};var bb=D("Firefox"),cb=wa()||D("iPod"),db=D("iPad"),eb=D("Android")&&!(va()||D("Firefox")||E()||D("Silk")),fb=va(),gb=D("Safari")&&!(va()||D("Coast")||E()||D("Edge")||D("Silk")||D("Android"))&&!(wa()||D("iPad")||D("iPod"));var R=function(a){return(a=a.exec(C))?a[1]:""};(function(){if(bb)return R(/Firefox\/([0-9.]+)/);if(F||xa)return Da;if(fb)return R(/Chrome\/([0-9.]+)/);if(gb&&!(wa()||D("iPad")||D("iPod")))return R(/Version\/([0-9.]+)/);if(cb||db){var a;if(a=/Version\/(\S+).*Mobile\/(\S+)/.exec(C))return a[1]+"."+a[2]}else if(eb)return(a=R(/Android\s+([0-9.]+)/))?a:R(/Version\/([0-9.]+)/);return""})();var ib=function(){var a=u.parent&&u.parent!=u,b=a&&0<="//tpc.googlesyndication.com".indexOf(u.location.host);if(a&&u.name&&0==u.name.indexOf("google_ads_iframe")||b){var c;a=u||u;try{var d;if(a.document&&!a.document.body)d=new O(-1,-1);else{var e=(a||window).document,f="CSS1Compat"==e.compatMode?e.documentElement:e.body;d=(new O(f.clientWidth,f.clientHeight)).round()}c=d}catch(g){c=new O(-12245933,-12245933)}return hb(c)}c=u.document.getElementsByTagName("SCRIPT");return 0<c.length&&(c=c[c.length-1],c.parentElement&&c.parentElement.id&&0<c.parentElement.id.indexOf("_ad_container"))?hb(void 0,c.parentElement):null},hb=function(a,b){var c=jb("IMG",a,b);return c||(c=jb("IFRAME",a,b))?c:(c=jb("OBJECT",a,b))?c:null},jb=function(a,b,c){var d=document;c=c||d;d=a&&"*"!=a?a.toUpperCase():"";c=c.querySelectorAll&&c.querySelector&&d?c.querySelectorAll(d+""):c.getElementsByTagName(d||"*");for(d=0;d<c.length;d++){var e=c[d];if("OBJECT"==a)a:{var f=e.getAttribute("height");if(null!=f&&0<f&&0==e.clientHeight)for(var f=e.children,g=0;g<f.length;g++){var l=f[g];if("OBJECT"==l.nodeName||"EMBED"==l.nodeName){e=l;break a}}}f=e.clientHeight;g=e.clientWidth;if(l=b)l=new O(g,f),l=Math.abs(b.width-l.width)<.1*b.width&&Math.abs(b.height-l.height)<.1*b.height;if(l||!b&&10<f&&10<g)return e}return null};var kb,S=0,T="",U=!1,V=!1,lb=!1,mb=!0,nb=!1,ob=!1,pb=!1,qb=!1,rb="",sb=0,tb=0,W=0,ub=[],L=null,vb="",wb=[],xb=null,yb=[],zb=!1,Ab="",Bb="",Cb=(new Date).getTime(),Db=!1,Eb="",Fb=!1,Gb=["1","0","3"],X=0,Y=0,Hb=0,Ib="",Kb=function(a,b,c){U&&(mb||3!=(c||3)||ob)&&Jb(a,b,!0);(lb||V&&nb)&&Jb(a,b)},Lb=function(){var a=xb;return a?2!=a():!0},Jb=function(a,b,c){(b=b||vb)&&!zb&&(2==Y||c)&&Lb()&&(b=Mb(b,c),v(a,b),qb=!0,c?U=!1:zb=!0)},Mb=function(a,b){var c;c=b?"osdim":lb?"osd2":"osdtos";var d=["//pagead2.googlesyndication.com/activeview","?id=",c];"osd2"==c&&V&&nb&&d.push("&ts=1");T&&d.push("&avi=",T);kb&&d.push("&cid=",kb);d.push("&ti=1");d.push("&",a);d.push("&uc="+Hb);Db?d.push("&tgt="+Eb):d.push("&tgt=nf");d.push("&cl="+(Fb?1:0));""!=rb&&(d.push("&lop=1"),c=p()-sb,d.push("&tslp="+c));d=d.join("");for(c=0;c<wb.length;c++){try{var e=wb[c]()}catch(f){}var g="max_length";2<=e.length&&(3==e.length&&(g=e[2]),d=t(d,y(e[0]),y(e[1]),g))}2E3<d.length&&(d=d.substring(0,2E3));return d},Z=function(a,b){if(Ab){try{var c=t(Ab,"vi",a);ga()&&v(x.contentWindow,c)}catch(d){}0<=pa(Gb,a)&&(Ab="");var c=b||vb,e;e=t("//pagead2.googlesyndication.com/pagead/gen_204?id=sldb","avi",T);e=t(e,"vi",a);c&&(e+="&"+c);try{v(u,e)}catch(f){}}},Nb=function(){Z("-1")},Pb=function(a){if(a&&a.data&&n(a.data)){var b;var c=a.data;if(n(c)){b={};for(var c=c.split("\n"),d=0;d=e)){var f=Number(c[d].substr(0,e)),e=c[d].substr(e+1);switch(f){case 5:case 8:case 11:case 15:case 16:case 18:e="true"==e;break;case 4:case 7:case 6:case 14:case 20:case 21:case 22:case 23:e=Number(e);break;case 3:case 19:if("function"==k(decodeURIComponent))try{e=decodeURIComponent(e)}catch(g){throw Error("Error: URI malformed: "+e);}break;case 17:e=qa(decodeURIComponent(e).split(","),Number)}b[f]=e}}b=b[0]?b:null}else b=null;if(b&&(c=new J(b[4],b[12]),L&&L.match(c))){for(c=0;cX&&!V&&2==Y&&Qb(u,"osd2","hs="+X)},Sb=function(){var a={};K(L,a);a[0]="goog_dom_content_loaded";var b=M(a);try{Oa(function(){Ta(b)},10,"osd_listener::ldcl_int")}catch(c){}},Ub=function(){var a={};K(L,a);a[0]="goog_creative_loaded";var b=M(a);Oa(function(){Ta(b)},10,"osd_listener::lcel_int");Fb=!0},Vb=function(a){if(n(a)){a=a.split("&");for(var b=a.length-1;0<=b;b–){var c=a[b],d=Na;c==d.g?(mb=!1,a.splice(b,1)):c==d.c?(W=1,a.splice(b,1)):c==d.f&&(V=!1,a.splice(b,1))}Ib=a.join("&")}},Wb=function(){if(!Db){var a=ib();a&&(Db=!0,Eb=a.tagName,a.complete||a.naturalWidth?Ub():I(a,"load",Ub,"osd_listener::creative_load"))}};q("osdlfm",z("osd_listener::init",function(a,b,c,d,e,f,g,l,r,G){S=a;Ab=b;Bb=d;U=f;kb=G;l&&Vb(l);V=f;1!=r&&2!=r&&3!=r||ub.push(Ma["MRC_TEST_"+r]);L=new J(e,ba());I(u,"load",Nb,"osd_listener::load");I(u,"message",Pb,"osd_listener::message");T=c||"";I(u,"unload",Rb,"osd_listener::unload");var m=u.document;!m.readyState||"complete"!=m.readyState&&"loaded"!=m.readyState?("msie"in ha?ha.msie:ha.msie=-1!=navigator.userAgent.toLowerCase().indexOf("msie"))&&!window.opera?I(m,"readystatechange",function(){"complete"!=m.readyState&&"loaded"!=m.readyState||Sb()},"osd_listener::rsc"):I(m,"DOMContentLoaded",Sb,"osd_listener::dcl"):Sb();-1==S?Y=f?3:1:-2==S?Y=3:0

1 Comentario

  1. momsaid en 01/08/2015 en 9:11 AM

    Estoy tratando de entender algunas de las citas aquí, especialmente la que describe una 'carta de reducción de gastos temerosa y divisiva'. Leí todo antes de que se presentara en la iglesia, para absorber todo lo que pudiera y orar al respecto, y prepararme para que el obispo impartiera la clase. Lo encontré cariñoso, acogedor y profundamente espiritual. Saber que nuestro Padre Celestial no ha cambiado nada en cuanto a Su Plan de Salvación / Felicidad es reconfortante. Saber que nuestros desafíos y tentaciones no necesitan definirnos, sino que nos brindan oportunidades para crecer a medida que los superamos, me da la esperanza de volverme más como HF y menos como los habitantes del mundo de los 'grandes y espaciosos edificios'. Amo a mis amigos homosexuales. Saben que no apruebo las actividades que eligen. También saben que haría cualquier cosa para ayudarlos o animarlos en el trabajo o en la vida. Y, sin embargo, algunos me acusan de ser odioso. ¿Es demasiado pedir que las suposiciones de ambos lados terminen ahora?

    Nuestro propósito aquí en la Tierra es acercarnos más a Dios, ser más como él y esforzarnos por progresar a través de la Eternidad. Pregúntense: ¿Lo que estoy haciendo o pensando, me acerca o me aleja de Dios? ¿Siento el Espíritu cuando escucho hablar al Profeta? ¿Busco humildemente respuestas a mis oraciones? ¿Están las impresiones en mi mente de acuerdo con el Evangelio? Creo que sabes qué hacer si alguna de tus respuestas fue "no".

Deja un comentario





© 2022 Afirmación: Mormones, familias y amigos LGBTQ. Reservados todos los derechos.

Política de privacidad. Divulgaciones financieras y benéficas. Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio solicitar.

Vuelve al comienzo