Sobre el suicidio de Chris Beers: un llamado a la acción

27 de marzo de 2012

Joshua Behn

Joshua Behn

por Joshua Howard Behn
Presidente, Afirmación: Mormones gays y lesbianas

Mis hermanos y hermanas,

Ha sido una semana dura. El 18 de marzo, Chris Wayne Beers, de Woods Cross Utah, se quitó la vida, otra más en una larga lista de mormones LGBT que sintieron que no les quedaba otra opción. No conocemos las circunstancias particulares de su situación. Es posible que Chris fuera un hombre gay perfectamente adaptado que luchaba con complejas condiciones de salud mental no relacionadas con su orientación. Sin embargo, podría haber sido, como un mormón gay, Chris enfrentó los mismos problemas que todos tenemos, tratando de darle sentido al mundo que experimentamos con las enseñanzas y el refuerzo social que nos enseñan. Los mormones LGBT se encuentran en una categoría de alto riesgo particularmente vulnerable.

Son días como estos en los que tenemos derecho a sentir ira e impotencia, preguntándonos si realmente estamos haciendo una diferencia: una mera onda en un océano ancho y vasto. Puedo decirles sin lugar a dudas que lo que estamos haciendo definitivamente está marcando la diferencia. Es a través de cosas pequeñas y sencillas que las grandes cosas suceden. Dentro de la teoría del caos existe la idea de que “una mariposa bate sus alas en California y crea un monzón en China”, y lo mismo ocurre con Afirmación.

Sin embargo, hay mucho más trabajo por hacer y personalmente les pido su ayuda en este esfuerzo. No a nivel nacional, sino dentro de las comunidades en las que vive.

Quiero desafiarlos a comprometerse con dos horas este próximo mes de abril, dedicándolas a cualquier causa local que busque mejorar la vida de las personas LGBT. No para dar dinero, sino para dar de su propio tiempo. Cada uno de nosotros tiene el poder de hacer una gran diferencia, creando juntos motores de cambio.

¿Aceptarás este desafío? Hay otros Chris Beers en este mundo que nos necesitan desesperadamente. Si la afirmación ha tenido algún impacto en su vida, deje el iPhone; Apaga la radio; salte el partido de fútbol. Y durante dos horas, vuelva a encender la llama de la esperanza en el corazón mismo de su comunidad de origen.

Publicado en:

¡Reciba el boletín electrónico de Afirmación con contenido como este en su bandeja de entrada!

Deja un comentario