Somos hijos y hijas de Dios, con valor incalculable

February 14, 2016

roxana

por Roxana Lopez, Presidenta, Afirmación Argentina

Estoy agradecida con nuestro padre celestial por poner en mi camino a hnos y hnas como yo, y permitirme sentir en mi corazón agradables experiencias con mi familia, amigos y conocidos. Por muchos años y muy esperanzada soñé con el momento de poder compartir mi humilde testimonio sin evadir u ocultar como soy. Vivo en argentina naci en la provincia de Tucumán pero me creí en buenos aires, actualmente tengo 45 años y soy una mujer lesbiana y mormona, estoy muy feliz de poder trabajar en Afirmación Mormones LGBT Familias y Amigos, la tarea no ha sido fácil pero tengo la convicción de estar haciendo no solo lo bueno sino también lo justo y es algo que no lo puedo evitar.

A lo largo de estos últimos 5 años en Afirmación Argentina he conocido personas LGBT mormones que piden a gritos ser ayudados , escuchados, contenidos, y desean estar en la Iglesia porque a pesar de todo lo que ya sabemos, cumplen en orden los principios del evangelio y están dispuestos a seguir a nuestro Señor Jesucristo, y siempre he compartido mi testimonio manifestado que el señor nos ama así como somos, no caigamos en el grave error de abandonarnos para caer en vicios para que el mundo nos arrebate nuestra tranquilidad y las bendiciones que hemos recibo y las que faltan por llegar. Les recuerdo que no sabemos porque somos así, algún buen propósito debe tener, aun no lo sabe tampoco el profeta ni los lideres. Cada uno de nosotros tiene un valor incalculable, siento que además de eso también tenemos la bendición de demostrar por nosotros mismos que podemos ser buenos hijas e hijos del señor siendo LGBT, podemos estudiar y llevar vida llena de progresos para nosotros mismos y podemos ayudar a otros a que este mensaje de esperanza llegue a quien lo necesiten, tanto para lideres como padre e hijos e hijas.

Hablar con mi obispo me ha ayudado muchísimo a llevar adelante mi progreso personal porque el cree en mí, en mis valores y en mi responsabilidad. Su invitación a seguir al señor es sincera y la siento en mi corazón. No somos una amenaza para nadie, estamos aquí porque creemos en Jesucristo y le seguimos a él, y creemos también en que las familias pueden ser unidas. Dejo estas cosas en el nombre de Jesucristo amen.

Posted In:

Receive the Affirmation e-newsletter with content like this in your inbox!

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Leave a Comment